Durante la última edición de la Feria Internacional de Turismo de España 2,5 por ciento de turistas fueron ávidos de turismo del bienestar.

Allí participaron 10.000 empresas de 165 países y regiones.

El éxito fue posible gracias a Fitur Salud, una apuesta por el turismo del bienestar que lleva cuatro años apostando por ese tipo de turismo.

Desde entonces, cuenta con el Pabellón 8 de Ifema. Allí todos potencian la economía española a través de la oferta en turismo y calidad sanitaria.

Turismo del bienestar

Conocido como turismo del bienestar o de salud se caracteriza por tener varias aristas. Existe el turismo médico enfocado a los tratamientos médicos.

Muchas personas viajan para realizarse cirugías, tratamientos o sesiones de rehabilitación en España.

Las clínicas en España tratan de que zonas, por ejemplo  Costa del Sol concentre la mayor demanda, y confeccionan fórmulas para que las experiencias de los pacientes sea de calidad.

Los centros de salud se esfuerzan en el país ibérico, pero ofrecen alojamientos de alta gama, con servicios únicos y exclusivos.

Existen ofertas de bienestar enfocados a tratamientos estéticos y terapias alternativas.

No todos los viajeros tienen alguna patología, pues existen los que quieren mejorar su imagen y verse bien.

Algunos viajan con intención de recibir una hidroterapia, sesiones de yoga y meditación.

En Europa cada vez ganan más fuerza los tratamientos de meditación del estrés formarían parte de esta categoría porque aumentan de peso con frecuencia.

El estudio de Ostelea “Tendencias, perfiles y motivaciones del turismo de salud y bienestar” del año 2017 señaló que el país que más gastó en turismo de bienestar fue Rusia con 13,1%.

En segundo lugar quedó Turquía con 12,6%, y Polonia con 12,4%.

En España el país que más invirtió en turismo de bienestar o de salud en Europa fue Reino Unido con 76,87%.

El que menos invirtió fue España con 68,29%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *